violeta-magrinan anorexia

Violeta Magriñan aseguró que la anorexia ha vuelto a su vida. «No soy una enferma terminal ni mucho menos, pero sí tengo un problema, y el primer paso para solucionarlo es reconocerlo» fue parte de la declaración que la joven dio en directo a través de su canal MTMad.

Conocida por hacer caso omiso al qué dirán y a las críticas sin sentido, la influencer valenciana confirmó las dudas de sus seguidores.

Aunque su pareja y familia le dan apoyo, ella considera que no es suficiente.

Magriñan cuenta con la ayuda de un psiquiatra especializado en Trastornos de Conducta Alimentaria, pero también afirma que ha buscado soporte en Marta López, novia de Kiko Matamoros.

Ella ha pasado por un problema igual y siempre tendemos a desahogarnos con quienes nos pueden entender. Yo llamo a mi madre o mis amigas, y no me entienden. Mi novio tampoco me entiende. Necesito a alguien que se ponga en mi situación, y ella me está ayudando muchísimo. Porque yo sé que, porque un día que me coma un helado no pasa nada, pero no puedo evitarlo: al día siguiente me siento tan mal.”

EE7CjVyXoAAe7N4
Foto: Twitter

Violeta Magriñan y el comienzo

Además de mostrarse abierta y dispuesta a comentar sobre su situación, Violeta también se muestra bastante realista. 

Creo que uno nunca se termina de curar de la TCA (Trastorno de Conducta Alimentaria), hay etapas en las que estoy mejor, que no tengo rayadas ni bajones. Normalmente intento comer sano de lunes a domingo, pero un día me salto la dieta, y esos días que lo hago me siento muy mal hasta el punto en el que, después, me tiro dos o tres días sin comer, y es mi propia pareja (Fabio Clloricchio) la que me dice ‘ya está bien, necesitas ayuda«.

as violeta fabio
Foto: Diario AS

A su vez no tiene recelo en señalar que es un “problemón” que le da vergüenza contarlo. Además, señala que sabe que es algo que está en ella, que no le gustaría tener, pero que tampoco puede evitar. “Espero que vengan rachas mejores”.

¡Nosotros también! ¡Estamos contigo Violeta!