Ana Obregón campanadas

El año 2020 fue muy difícil para todos, en especial para Ana Obregón quien además tuvo que enfrentar el fallecimiento de su hijo. Sin embargo, la actriz y presentadora se enfrentará frente a las cámaras para despedir el año.

La actriz y presentadora ha estado en muchas oportunidades en las celebraciones de Nochevieja en la televisión, pero sin dudas esta será muy diferente. 

“No me veréis como antes, es lo que hay, se trata de mostrar lo que está en el interior.”

La revista Hola publicó un vídeo para recordar los mejores momentos que ha pasado la presentadora en la Puerta del Sol de Madrid, allí podrán ver su debut junto a Joaquín Prat, la vez que lanzó la capa de Ramón García y cuando le mandó un beso a su hijo Aless en directo.

El vídeo lo puedes ver al presionar aquí.

“Tú, mi Áless, que desde que eras pequeño me veías desde casa y yo te mandaba besos, mañana me verás desde un sitio privilegiado y mi corazón estará cada segundo contigo.”

Con estas palabras Ana Obregón dejó claro que su hijo siempre lo lleva en su corazón, pero que debe continuar adelante con su vida. 

Ana Obregón con su hijo
Muy lamentable la prematura pérdida de Aless Lequio, sin dudas algo muy fuerte para Ana Obregón.

El fatal descenlace del hijo de Ana Obregón

Aless Lequio, hijo de Ana Obregón y Alessander Lequio, murió en mayo de este año como consecuencia de un cáncer. El joven de 27 años de edad perdió la batalla contra esta dura enfermedad después de dos años de padecerla e intentar varios tratamientos.

En el 2018, cuando se le diagnosticó la enfermedad, sus padres lo llevaron a Nueva York para que recibiera uno de los tratamientos más avanzados. En el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, el joven se sometió a una radioterapia de protonio.

Después continuó varios tratamientos en España y en el 2019 se creyó que había superado la enfermedad. En septiembre de ese mismo año se conoció que sufrió una recaída y de allí no se puedo recuperar.

El último suspiro lo tuvo en el hospital Quironsalud de la Ciudad Condal de Barcelona, mientras realizaba uno de sus tratamientos. La actriz estuvo hasta el último minuto junto a su hijo y con muchas esperanzas de que se recuperara. Sin dudas, fue un duro golpe en este 2020 para la presentadora.