Mila Ximénez brota contra María Patiño

Una dura bronca se vió en Sálvame el pasado martes cuando Mila Ximénez discutió con María Patiño por la polémica de María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez. La colaboradora del programa manifestó su respaldo al presentador y criticó a sus compañeros por dar un paso atrás en ciertos conflictos de la televisión.

Además, señaló que muchos de sus compañeros no sabían separar lo que pasa en el trabajo de su tiempo de descanso. Lo que expresó exactamente Patiño en Soclalité fue:

“Mila Ximénez no es la más valiente”. 

Ante esto Ximénez se mostró evidentemente molesta con Patiño. 

“Yo no he dicho eso. Aquí nos hemos cagado todos y yo me seguiré cagando mogollón de veces. Ahora estoy cagada también”.

La sevillana inmediatamente le reprochó que tiene muy poco qué hacer y menos problemas. Sumamente enfadada dijo que su vida es en este momento como la televisión. Jorge Javier Vázquez la trató de detener para que no se fuera del plató y ella solo gritaba: “Mierda de televisión”.

Mila Ximénez brota contra María Patiño
Mila Ximénez brota en llanto en contra María Patiño.

Ximénez comenzó a llorar frente a los colaboradores de Sálvame, mientras ellos la escuchaban detenidamente y en silencio. 

“Gracias a Dios puedo respirar y trabajar. No me siento en el sofá a ver y mandar mensajitos porque cuando yo no trabajo, descanso”.

Mila Ximénez siguió criticando la conducta de sus compañeros de trabajo y calificó como “una mierda” la relación entre ellos. Añadió que no sabe la razón de María Patiño para haberla llamado “cobarde”. 

“No quiero ni oír los audios de María Patiño porque la voy a mandar a la mierda”.

Fue lo último que expresó la Mila entre las lágrimas y frente a las cámaras de Telecinco.

Recordemos que la semana pasada se vivió una fuerte bronca entre María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez en el plató de Sálvame Deluxe. El presentador quiso indagar sobre la relación con sus hijas y ella se defendió sacando a la luz aspectos de su vida amorosa y su situación de salud.

Desde entonces no han parado las reacciones de los trabajadores de la televisión. La mayoría opina que los señalamientos de la Campos fueron muy fuertes para hacerlos frente a las cámaras.