Raquel Bollo es criticada

Unas imágenes bastante comprometidas de Raquel Bollo disfrutando de una fiesta llegaron a las manos de la producción de Sálvame, el incumplimiento de las medidas anticovid eran evidentes. La excolaboradora del programa celebró el primer cumpleaños de su nieta, hija de Alma, con la compañía de familiares y amigos. 

Las imágenes fueron captadas el pasado 30 de enero y el problema en ellas es que parece reflejarse una poca importancia a la complicada situación sanitaria que vive el mundo, España y Andalucía en particular.

Raquel Bollo en la fiesta
Estas son parte de las imágenes donde estaba Raquel Bollo con su familia.

Los Bollo Cortés se muestran ajenos a los escalofriantes datos que estamos viviendo a causa del Covid-19. Se han saltado todas las restricciones impuestas por la Junta de Andalucía: no se deben reunir más de cuatro personas en espacio de uso privado, salvo convivientes.

Sin embargo, en el vídeo se pueden ver a once personas dentro del salón sin respetar el distanciamiento social, sin ventilación aparente y sin mascarillas. Por si fuera poco, los asistentes también se saltaron el toque de queda al ir a la fiesta.

Belén Esteban critica a Raquel Bollo

Belén Esteban miró las imágenes indignada y no se paró para reprochar la actitud a su amiga Raquel Bollo: 

“Yo quiero mucho a Raquel, pero lo que está mal… Igual que yo lo he denunciado en mis redes las fiestas ilegales, esto no se puede hacer, y está muy mal, muy mal. Ya está bien con lo que estamos pasando, de verdad, que la gente mire los fallecidos que hay, hombre [..] Seamos un poquito responsables, que ya saldremos”.

Raquel Bollo y Belén
Las críticas de Belén Esteban y de los demás colaboradores hacia Raquel Bollo fueron bastante duras.

Anabel trató de dar la cara por Raquel y aseguró que ella pediría disculpas por su gran error. Sus palabras enfadaron al resto de los colaboradores, quienes no entendían como alguien pudiera defender una actitud tan reprochable en medio de la  pandemia que se vive en España.

El más duro con sus críticas fue Rafa Mora, quien incluso insinuó que estas fiestas deberían ser castigadas con la cárcel, como se hace con cualquier otro delito.