Cristini frente al espejo

Con los nervios de punta Cristini se enfrentó al Espejo del alma, la concursante de La casa fuerte 2 decidió abrir su corazón y contar su difícil historia de vida. Confesó que la etapa más difícil de su vida fue cuando era niña.

“Muy duro, es muy duro.”

Al resumir su vida en una sola palabra dijo “magia”, aseguró que cuando se mira en el espejo lo que observa es una niña que ahora es una mujer empoderada. Afirmó que esa niña nunca se va de sí.

Cristini rompe al recordar su dura infancia.
Cristini rompe al recordar su dura infancia.

Cristini y su reflejo en el Espejo del alma

La primera palabra que reflejó el espejo para Cristini fue mujer, algo que ella siempre ha tenido claro que sentía. Es lo que ha sido desde que nació y le ha costado mucho que la reconozcan, por nacer en un cuerpo masculino.

Infancia es la segunda palabra que se refleja, es allí cuando ella rompe y confiesa que fue su etapa más dura.

 “No podía haber sido peor, han sido muchas noches de lágrimas, muchos días de lágrimas por no tener ningún apoyo…”

Otro de los obstáculos con los que se ha tropezado es con el rechazo de su familia, en especial el de su madre y su hermano. Su madre ya la acepta como es, pero con su hermano no existe ningún tipo de relación.

 “Lo intenté perdonar, lo he perdonado muchas veces… ¡Es el único hermano que tengo, no tengo más!”

Cristini frente al espejo del alma
Para Cristini fue muy duro el rechazo de su familia.

Comentó que le encantaría darle un abrazo, decirle una palabra amiga, escuchar por primera vez un te quiero de él. Lamenta que su hermano no la entiende ni acepta.

Sandra Barneda le agradeció por su testimonio y le pidió que le diera un mensaje a esa niña que vivió momentos tan duros.

“Aunque sea tan dura la batalla que jamás desista de luchar, de ir detrás de quién eres porque lo más importante es quererte a ti mismo.”

Sin dudas, Cristini es un ejemplo de lucha y constancia para alcanzar un sueño.