irene rosales

La esposa de Kiko Rivera yace con el corazón roto ante la repentina muerte de su padre. Primero, su madre falleció durante el mes de febrero y nueve meses después ha sido el turno de su padre Manuel quien tenía años luchando contra una enfermedad.

No obstante, Irene Rosales ha sabido sacar fuerzas de dónde no para compartir un emotivo mensaje con el que despedirse de quien le dio todo de sí.

irene rosales manuel
Foto: Instagram

«Creía que este año no me iba a poder dar más golpes, pero de nuevo la vida nos castiga llevándote papá».

Forma parte de las palabras con las que la joven desbordó parte de sus sentimientos junto a dos fotografías. En la primera se ven las manos de ella entrelazadas a las de Manuel y en la segunda aparecen sus padres abrazados mucho tiempo atrás.

irene rosales
Foto: Instagram

«Mi corazón está roto, pero tranquilo porque estás con mami.»

De la misma manera, agradeció todo lo que en vida le enseñaron para ser feliz aun pese a lo que suceda y por haber podido disfrutar de ellos con gran cariño y amor.

Te puede interesar: Anabel Pantoja y Kiko Rivera tienen un impasse en directo

«Descansa en paz que has luchado bastante. Dale a mamá el mayor de los besos mis ángeles».

Pudo conocerse que el funeral de Don Manuel se celebró en la Castilleja de la Cuesta que está ubicada en Sevilla. En este se vio a Irene luciendo un riguroso traje negro sin poder pasar por alerta cuan afectada estaba por la partida de su padre.

Una pausa a la guerra

Por otra parte, pudo conocerse que Irene Rosales cuenta con no solo el apoyo de Kiko Rivera sino también de la madre de este pese a que yacen en una guerra mediática por dinero.

Te puede interesar: Meghan Markle tuvo un aborto

Aun cuando no pudo estar presente en el sepelio de Manuel Rosales, la tonadilera envió una corona de rosas rojas en la que era posible leer: «Isabel Pantoja y familia»

irene rosales
Foto: Semana

Se ha conocido que Isabel e Irene siempre han tenido una muy buena relación y en momentos como estos es que bien vale la pena poner diferencias de lado para brindar todo el apoyo posible.