Rebeca en el espejo del alma

La casa fuerte: código secreto estuvo cargada de emociones con Rebeca Bous frente al espejo del alma. Muchos se dieron cuenta que la vida de la cantante ha sido más difícil de lo que se pueda imaginar.

Hasta la presentadora Lara Álvarez no se pudo contener las lágrimas al enterarse que Rebeca tuvo que dejar su vida personal y su carrera de lado por cuidar a sus padres enfermos.

Primero habló de su carrera musical, de cómo brilló en los años 90 y de cómo fue la primera en popularizar la música de baile en castellano, en una época en la que todo se escuchaba en inglés. Aunque recordó que dicho logro no se le reconoce en España.

Rebeca  y Lara Álvarez
Lara Álvarez se conmocionó con la historia de vida de Rebeca.

Rebeca y la maternidad

El momento cargado de mayor emoción en la noche fue cuando El espejo del alma reflejó la palabra maternidad. Rebeca se rompió por completo antes de contar el drama familiar que ha vivido. 

“A mí no me ha dado tiempo a crear una familia. Se me ha pasado la vida cuidando de mis padres porque tengo con ellos una responsabilidad muy grande.”

Su vida personal y su carrera profesional se han visto muy afectadas, ha tenido que renunciar a relaciones de pareja y en una oportunidad abandonó una gira por América por cuidar a su padre cuando enfermó de cáncer.

 “Ellos son lo primero para mí. Si no puedo formar una familia, me da igual”

Todo el relato lo hacía en medio del llanto, se abrió tanto en el programa que habló de los últimos minutos con su padre. El día que le dieron de alta en el hospital Rebeca fue a buscar a su padre para llevarlo a casa y él murió en sus brazos.

A partir de ese momento la cantante se dedicó a cuidar de su madre Francisca, quien también tenía una delicada situación de salud. Una historia de vida muy dura la de Rebeca, la presentadora Lara Álvarez no pudo aguantar sus lágrimas al escucharla. Fue una noche cargada de emociones en La casa fuerte.