Isabel Pantoja y su hijo Kiko

Kiko Rivera, hijo de Isabel Pantoja, confiesa ante las cámaras de televisión que le fue infiel a su mujer, Irene Rosales, que lucha en contra a su adicción a las drogas y que se siente muy triste. De inmediato su madre llamó al programa para pedirle que parase. 

En la llamada telefónica que se escuchó al aire, Pantoja comparó la situación de su hijo con la pandemia, y le dijo que hay millones de personas muriendo por el virus pero lo de él se puede curar.

Estas revelaciones las hizo Kiko en la edición Sábado Deluxe de Sálvame ante la presentadora María Patiño. Los colaboradores del programa consideran que lo que padece Kiko Rivera es una depresión y que necesita ayuda profesional.

El tono de voz de Isabel Pantoja reflejaba la preocupación por su hijo, le pidió que parara las confesiones porque en televisión solo se mostraba el lado alegre. También aprovechó para manifestarle su apoyo incondicional.

“Nunca te hemos dejado solo. Quiero que sepas que tú nunca vas a estar en el suelo, nada más que cuando te toque, mientras tenga tu madre vida. Tienes a tu mujer que siente adoración por ti y tienes una familia que nos morimos por ti”.

Kiko estalló en llanto al escuchar esas palabras de su madre, pero eso no evitó que Isable Pantoja le diera un tirón de orejas.

“¿De qué estás triste tú? ¿Por qué no hay trabajo? A ti no te va a faltar un plato de lentejas”.

Las interrogantes se las hizo al hacer referencia a lo que se vive en este momento en el mundo entero. Aseguró que hay millones de personas con problemas más graves, como consecuencia de la pandemia. Pantoja insistió en que lo que tiene su hijo se cura y que él cuenta con ella para lo que necesite.

Kiko Rivera, hijo de Isabel Pantoja, no pudo contener el llanto

El tirón de ojeras no le gustó a Kiko, quien lo asumió como que su madre le decía que no tenía derecho a sentirse mal. 

“Me duele que me digas eso. No comparo mis sentimientos con nada, pero simplemente he contado cómo me siento. No puedo fingir estar bien. Si he provocado un daño, lo siento. Necesito abrazos y besos”.

Realmente fue un testimonio muy emotivo en el programa. Ahora lo que todos esperan es que Isabel Pantoja pueda ayudar a su hijo a salir de esta difícil situación.