isabel-pantoja-fractura-perone

La sobrina de Isabel Pantoja, Anabel, sufrió una fractura de peroné que la ha llevado de emergencia a un hospital. Aun con toda la buena cara, la joven deberá pasar al menos 6 semanas sin apoyar el pie después que durante una práctica de surfing sufriese una aparatosa caída.

«Esto solo hace motivarme para seguir luchando por aprender! 🏄🏾‍♀️»

Hasta donde se sabe, la deportista tuvo un buen susto de dolor, pero ya todo se encontraba bien y en espera de una adecuada y mejoría. Por fortuna, ya va por buen camino debido a que la intervención ha sido calificada como exitosa. De hecho, después de la cirugía volvió a las redes sociales para comunicar los últimos detalles.

anabel pantoja
Foto: Instagram

Además, no dejó de agradecer al apoyo de sus seguidores y cercanos quienes al conocer lo sucedido se comunicaron con ella para todos los detalles.

«Gracias por todos vuestros mensajes! Y preocuparos por mí 🙏🏼. Todo ha salido genial ahora mira nuevos amigos son 1 placa y 5 tornillos… 🦶 Mi agradecimiento a todo el personal de #hospitenroca 🏥 👏🏻. 6 semanas sin apoyar el pie… cuenta atrás … ⏱».

¿Qué le pasó para una fractura de peroné?

De acuerdo a Anabel, la fractura de peroné se dio por un “traspiés” que si bien le ha pasado a cualquiera a ella le costará seis semanas de reposo total. No obstante, esto no ha permitido que pierda su característico sentido del humor a tal punto de compartir fotos en sus redes sociales de la terrible hinchazón de su tobillo.

anabel pantoja fractura peroné
Foto: Semana

Te puede interesar: Anabel Pantoja confiesa haber engañado a su futuro marido

Lo bueno es que contará con apoyo de sobra. Su pareja, Omar Sánchez, es quien le ha inspirado para participar en las actividades al aire libre. De hecho, a comienzo de mes publicaba fotos de su primera clase con todo el entusiasmo y carisma que le caracteriza.

anabel pantoja surfing
Foto: Instagram

Te puede interesar: Fotos de María Castro dos semanas después de dar a luz

Incluso, ya comentaba que volvería al ruedo el jueves, pero nadie podía decir que tan temprano iba a tener que dejar a un lado sus primeros pasos. Bueno, sus primeras olas.